Publicado el Deja un comentario

Aumento de temperaturas, crecimiento de la contaminación y multiplicación de los peligros para la salud

En verano, las temperaturas no son las únicas que aumentan, sino que los niveles de contaminación del aire las acompañan. En el momento en el que nos encontramos, después de la denuncia de la Comisión Europea por la infracción a la directiva de la calidad del aire, es importante reflexionar sobre este problema que nos afecta a todos, tomar medidas para protegernos y aportar nuestro granito de arena para contribuir a la mejora de la situación.

¿Por qué en verano la contaminación del aire empeora?

Estas últimas semanas se ha hablado mucho sobre la calidad del aire de Madrid, Barcelona y la zona del Vallès-Baix Llobregat y de las medidas ejecutadas desde Europa con tal de llamarnos la atención y buscar opciones para mejorar la situación.

Se ha comentado que la denuncia de la Comisión Europea justamente coincide con la decisión del alcalde de Madrid de revertir la zona de bajas emisiones de Madrid Central, pero realmente también puede estar muy relacionado con el verano y la subida de las temperaturas.

Solo en este mes de julio:

¿Creéis que casualidad? Pues bien, la subida de las temperaturas la mayoría de las veces viene acompañada por el aumento de los niveles de contaminación por ozono troposférico, también conocido como “ozono malo“.

Esto se debe principalmente a los llamados gases precursores: compuestos orgánicos volátiles (COVs), dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx). Estos gases contaminantes producidos por la gran variedad de emisiones que hacemos diariamente a la atmósfera, reaccionan con el sol y la temperatura para generar smog y partículas contaminantes en suspensión. Como ya habréis deducido, estas reacciones fotoquímicas se producen con más facilidad en verano provocando así la típica “nube gris” que se puede observar encima de ciertos territorios los días con niveles de contaminación intermedios.

¿Cómo protegerse y cómo solucionar el problema?

La contaminación del aire nos afecta a todos, pero en especial a los llamados grupos sensibles: niños, abuelos, personas con problemas respiratorios o embarazadas. Provoca una gran variedad de molestias y/o enfermedades, desde una simple irritación de los ojos y la nariz hasta asma, problemas reproductivos o infartos, entre muchos otros.

Sabiendo esto, plantéate si realmente quieres que las personas que amas y tú os sigáis “jugando la partida a cara o cruz” con la polución atmosférica.Algunas recomendaciones con tal de protegerte son:

  • Los días con episodios de contaminación evitar salir a la calle y abrir las ventanas de casa, ya que la polución del aire no se produce tan solo en el exterior.
    • En caso de querer asegurarse de que el aire que se respira en casa está libre de contaminantes, siempre se puede comprar un purificador de aire.
  • Evitar las calles más transitadas por vehículos ya que se suelen encontrar los niveles de contaminación más elevados.
  • Utilizar máscara para protegerse de la contaminación los días de episodios ambientales o si se suele estar muy cerca de los núcleos emisores de partículas y gases contaminantes, como por ejemplo un motorista en un atasco.
  • Evitar hacer deporte al aire libre en las ciudades, y si se hace intentar practicarlo en zonas poco transitadas o lo más cerca posible de la naturaleza que se pueda.

Aunque, no sirve de nada protegerse y no actuar para resolver el problema, ya que si no se hará aún más grande y llegaremos a un punto donde toda protección será poca. Ahora mismo, está en nuestras manos aportar el granito de arena para ponerle solución, en acciones como:

  • Cambiar los hábitos de conducción:
    • Conducir menos con tal de reducir emisiones.
    • Realizar el mantenimiento del coche para que funcione correctamente.
    • Llenar de combustible en temperaturas frías.
    • Comprar un vehículo híbrido o eléctrico.
  • Cambiar los hábitos de consumo:
    • Evitar los productos con alto contenido de COVs, no solo para la prevención del smog, sino también para tener una buena calidad del aire en interiores.
    • Evitar utilizar equipamiento de jardín que funcione con gas.
    • Comprar productos locales para reducir las emisiones de transporte.
    • Ser energéticamente eficiente en casa.
  • Tomar partido:
    • No apoyar las organizaciones que tienen malas prácticas ambientales.
    • Promover esta manera de pensar y qué se está haciendo para resolver el problema, con los familiares y amigos próximos o incluso en las redes sociales.
    • Ponerse en contacto con políticos y líderes empresariales locales.

¡Descubre como protegerte!

Publicado el Deja un comentario

Causas Antropogénicas de la Contaminación del Aire: Quema de Combustibles Fósiles

Una de las principales causas de la contaminación del aire en el mundo somos los seres humanos que quemamos combustibles fósiles como el petróleo o el carbón de manera continua, lo que provoca enormes emisiones contaminantes a la atmósfera. Además, nuestros medios actuales de transporte están lejos de ser ecológicos, e incluso las compañías como Tesla que parece que vayan a cambiar instantáneamente el mundo, el mercado eléctrico está respondiendo bastante lento.

¿Qué son los combustibles fósiles?

Cualquier material que contenga hidrocarburos, fabricado naturalmente y utilizado para generar energía, se considera un combustible fósil. Los combustibles fósiles se utilizan principalmente para energía térmica, trabajo y operaciones con maquinaria. Sin embargo, no solo se utilizan en esas situaciones concretas, ya que los combustibles fósiles están presentes en nuestra rutina diaria. Por ejemplo, cada vez que encendemos las luces, probablemente estemos utilizando electricidad producida por la quema de combustibles fósiles.

Los combustibles fósiles se producen biológicamente, pero ¿cómo se forman exactamente? Los combustibles fósiles son los restos acumulados de organismos vivos enterrados hace millones de años que sufren un proceso de transformación por descomposición anaeróbica, altas temperaturas y alta presión debido a la acumulación de capas de rocas, arena y lodo.

Tipos de combustibles fósiles

Tradicionalmente, los combustibles fósiles se han dividido en 3 tipos según su composición y origen: carbón, gas natural y petróleo. Sin embargo, desde mediados de la década de los 80, la orimulsión ha sido reconocida como el cuarto combustible fósil, una sustancia derivada del betún formado en el cinturón de petróleo del Orinoco en Venezuela.

Ventajas e inconvenientes de los combustibles fósiles

Muchos problemas pueden venir a tu mente cuando piensas en los combustibles fósiles. Sin embargo, como la principal fuente de energía en la actualidad, se ha impuesto gracias a las ventajas que tenía sobre la competencia. En esta sección encontrarás todos los pros y los contras de los combustibles fósiles:

Ventajas de los combustibles fósiles

  1. La energía producida por los combustibles fósiles es mayor que la producida por una cantidad equivalente de otro recurso energético. Es la fuente con mayor poder calorífico.
  2. Los combustibles fósiles son una tecnología que se desarrolla a nivel mundial. No se trata de energía o transporte, muchos productos vendidos en la actualidad se desarrollaron gracias a los combustibles fósiles, por ejemplo, los ordenadores. Casi todo lo que hacemos en la vida actualmente está ligado, de una forma u otra, al consumo de un combustible fósil.
  3. Los combustibles fósiles son baratos y fiables. Los combustibles fósiles como el carbón son mucho más económicos al producir energía que cualquier otra fuente.
  4. Los combustibles fósiles se han vuelto más seguros con el tiempo. Por ejemplo, las emisiones de carbón ahora se pueden capturar, condensar y liberar de manera más segura a través del agua.
  5. La tecnología disponible hace que la búsqueda de combustibles fósiles sea bastante simple.
  6. El transporte de combustibles fósiles es muy fácil, generalmente se realiza a través de tuberías.
  7. Se hicieron grandes avances en la construcción y seguridad de las centrales eléctricas, por lo que hoy en día son muy fáciles de construir. Sin embargo, la energía nuclear sigue siendo muy peligrosa.
  8. Los combustibles fósiles son más fáciles de extraer y procesar, por lo tanto, son más baratos que las formas de energía no convencionales.

Inconvenientes de los combustibles fósiles

  1. Los combustibles fósiles son un recurso finito y la velocidad alarmante a la que se consumen ha provocado un agotamiento sustancial de sus reservas. Además, se requieren millones de años y condiciones específicas para reemplazar un combustible fósil.
  2. Los hidrocarburos presentes en los combustibles fósiles liberan gases de efecto invernadero, como el metano, el dióxido de carbono, etc., que pueden dañar la capa de ozono y contaminar el medio ambiente.
  3. Los combustibles fósiles son a menudo baratos debido a los subsidios. Muchos gobiernos tienden a subsidiar el precio de los combustibles fósiles en lugar de dejar que el mercado libre gobierne, haciendo que los precios sean más asequibles para los consumidores.
  4. Otras emisiones de gases dañinos derivadas del procesamiento de combustibles fósiles, como el monóxido de carbono y el dióxido de azufre, son responsables de la lluvia ácida, que supone un desastre para la ecología.
  5. Los combustibles fósiles pueden dañar el medio ambiente por un error humano. También pueden derramarse durante el transporte, creando daños ambientales a medida que el producto se derrama. Esto es particularmente problemático para los productos derivados del petróleo.
  6. La extracción de combustibles fósiles ha puesto en peligro el equilibrio ambiental en algunas áreas. Además, la minería del carbón también ha puesto en peligro la vida de varios mineros.
  7. El agotamiento de los embalses ha hecho que la extracción de combustibles fósiles sea un asunto costoso. Es probable que esto afecte los precios del combustible en un futuro cercano.
  8. Los combustibles fósiles han contribuido directa e indirectamente al calentamiento global, un problema que se está combatiendo en todo el mundo.

Al final, los casos morales y los debates sobre los combustibles fósiles se han difundido ampliamente en todo el mundo. Si hay algo en lo que todos podríamos estar de acuerdo es que este debate está predominado por una falta de acción posterior.

Quema de combustibles fósiles en centrales eléctricas

Las centrales eléctricas queman una cantidad masiva de combustibles fósiles como el gas natural, el carbón y el petróleo para producir electricidad. Como resultado de estas actividades masivas, son una de las principales causas de la contaminación del aire. Además, todos estos son recursos no renovables y, en última instancia, se agotarán.

Los números nunca mienten, y en 2018 la energía no renovable sigue siendo el 80% de la producción total de energía en el mundo. Aunque se han realizado algunos esfuerzos para regular estas actividades, a la práctica, la electricidad es una necesidad básica y la mayoría de ellas son acciones ignoradas o encubiertas.

Humos de escape de los vehículos

La contaminación de los automóviles se puede observar fácilmente en casi todas las ciudades del mundo. La gran mayoría de los vehículos funcionan con combustibles fósiles como la gasolina que emite hollín y gases dañinos, generando contaminantes primarios y secundarios en las zonas urbanas. En promedio, el transporte privado representa aproximadamente el 10 por ciento de su “huella de carbono”.

Cuando pensamos en el escape de los vehículos, los automóviles nos vienen rápidamente a la mente, pero debemos tener en cuenta cualquier medio de transporte, incluidos camiones, jeeps, automóviles, trenes, aviones, embarcaciones y otros. Confiamos en ellos para satisfacer nuestras necesidades diarias básicas de transporte, pero estos vehículos están matando pasivamente a los organismos vivos y al medio ambiente.

Contaminación del aire debido a la quema de combustibles fósiles

Se emiten una gran variedad de contaminantes primarios y secundarios debido a las siguientes actividades: partículas en suspensión, dióxido de azufre (SO2), dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono (CO), hidrocarburos, compuestos orgánicos, productos químicos, óxidos de nitrógeno (NOx) y otros.

Las emisiones de combustibles fósiles contienen los principales gases de efecto invernadero, incluido el dióxido de carbono, el metano (CH4), el óxido nitroso y los gases fluorados. Por lo tanto, la contaminación del aire de estas actividades no solo es una amenaza para la calidad del aire en las ciudades, sino también una gran amenaza para el calentamiento global y el medio ambiente.

Publicado el Deja un comentario

Causas Antropogénicas de la Contaminación del Aire: Polución del Aire en Interiores

Si bien la contaminación del aire en interiores puede parecer un tipo de contaminación del aire y no una causa de la misma, esta publicación es para resumir las diferentes actividades en interiores que causan contaminación del aire.

La contaminación en interiores es un problema real, y puede ser 5 veces peor que la contaminación al aire libre en algunos casos. Debido a que las personas obviamente no están dispuestas a usar mascarillas anti contaminación en el hogar, los purificadores de aire nacieron hace muchos años para erradicar los contaminantes en interiores.

Las emisiones de contaminación del aire el interior de los edificios en los países en desarrollo pueden convertirse en un gran problema para las personas, ya que el carbón y la biomasa generalmente se queman para producir energía. Además, la falta de regulaciones contribuye a agravar la situación.

Causas de la contaminación del aire en interiores

La contaminación del aire dentro de los edificios se acelera por la toxicidad de algunos materiales, la mala ventilación, las temperaturas y la humedad. Los contaminantes del aire en interiores se pueden clasificar en diferentes tipos. Estas son algunas de sus causas y fuentes más comunes:

Asbesto

El asbesto es el nombre de un grupo de minerales con fibras largas y delgadas que facilitan que sean inhaladas, y algunos pueden quedar atrapados en los pulmones.

El asbesto está relacionado con muchas enfermedades pulmonares y fue prohibido en países como los EE.UU. Eran (y en algunos lugares son) usados en recubrimientos, pinturas, materiales de construcción y baldosas y pisos.

Formaldehído

Este compuesto químico es otra causa principal de la contaminación del aire en interiores. Utilizado en pinturas, selladores y pisos de madera, también fue eliminado en muchos países por sus consecuencias perjudiciales para la salud humana.

Radón

El radón proviene de la descomposición natural del uranio en el suelo, las rocas y el agua; y es la principal causa de cáncer de pulmón en los EE.UU. Es muy difícil encontrar radón al aire libre, pero es un contaminante muy común interiores, tanto en el agua como en el aire.

Si deseas medir los niveles de radón en casa, ten en cuenta que es un método muy económico. Puedes comprar un kit de prueba en la mayoría de las ferreterías o contratar a alguien para que le haga una prueba.

Humos del tabaco

Los peligros del tabaco se maximizan en interiores, debido a la falta de ventilación, y es por eso que los bares y restaurantes prohibieron esta actividad en el interior de los locales. Puedes consultar nuestra publicación sobre el humo del tabaco para conocer las consecuencias fatales de este tipo de polución del aire.

Monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno

Los objetos tales como estufas de leña, calentadores de espacio, calentadores de agua y chimeneas, todos emiten monóxido de carbono (CO), así como dióxido de nitrógeno (NO2). Por lo general, hay tomas de aire para sacar estos contaminantes al exterior, pero no siempre es un método 100% seguro, algunos de estos contaminantes permanecen y generalmente terminamos por respirarlo.

VOCs químicos

Los compuestos orgánicos volátiles sintéticos y una variedad de partículas PM2.5 se liberan cuando se utilizan productos para la limpieza, el mantenimiento y el cuidado personal del hogar. Estos son extremadamente dañinos para los seres humanos, por lo que se recomienda ventilar la casa y usar algún tipo de mascarilla cuando los use.

Contaminantes del exterior

Los contaminantes del exterior entran cuando abrimos ventanas o puertas para ventilar la casa. Moho, bacterias, ácaros del polvo, polvo, partículas, ozono y polen, por ejemplo.

Maneras de mejorar la calidad del aire en interiores

En esta sección puedes encontrar formas sencillas y prácticas de mejorar la calidad del aire en casa y prevenir posibles problemas futuros. Además, si está dispuesto a invertir algo de dinero, los purificadores de aire son una buena opción para mantener el aire limpio.

Que tu casa sea un zona para no fumadores

Especialmente si hay niños viviendo en casa, tu casa no debe ser un lugar para fumadores. Cuanto menos humo se emita al aire, menos posibilidades habrá de que una de las personas que amas sufra alguno de los efectos de salud enumerados anteriormente.

Productos de limpieza “eco friendly”

Esta podría ser una tarea muy aburrida, pero la buena noticia es que una vez que se hace, se hace para siempre. Echa un vistazo a algunas marcas de productos de limpieza para el hogar que no contienen sustancias contaminantes o nocivas. Estas marcas pueden ser un poco caras, pero no si se comparan con la curación de un cáncer de pulmón.

La forma más económica sería comprar una máscara contra la contaminación, pero aún así, tus seres queridos pueden estar respirando sustancias dañinas.

Control de asbesto

Si tienes una casa que se construyó antes de la prohibición del asbesto, es importante asegurarse de que no haya ninguno que permanezca dentro de la casa. Y obviamente es un control que debes hacer antes de comprar cualquier casa.

Dejar de usar estufas de gas

Este tipo de estufas, como ya se ha dicho, produce una gran variedad y cantidad de contaminantes del aire que son muy dañinos. Hace cincuenta años era la única opción si querías calentar tu casa, pero actualmente existen muchas alternativas más ecológicas.

Prevenir la suciedad de los zapatos

Los zapatos son una gran fuente de polvo y suciedad que, cuando se secan y se desprenden, liberan contaminantes del aire. Por lo tanto, cualquier método para evitar que esta suciedad ingrese en casa será un gran éxito contra la contaminación del aire.

Además, mantener tus zapatos limpios te hará lucir bien.

Publicado el Deja un comentario

Causas Antropogénicas de la Contaminación del Aire: Fumar

Puede parecer insignificante si observas sólo las emisiones de un cigarrillo, pero ten en cuenta la cantidad de cigarrillos que se consumen cada día y se convierte en una causa clara de contaminación del aire. Estudios recientes en 2018 muestran que más del 20% de la población del mundo fuma, que es un valor absoluto de más de 1 billón de personas fumadoras. ¿Y crees que solo fuman un cigarrillo por día?

Además, los no fumadores se toxifican pasivamente al inhalar los humos de los que sí lo son. La Universidad de Minnesota estima que hasta el 90 por ciento de la población estadounidense está expuesta rutinariamente al humo de segunda mano, lo que significa que casi todos están expuestos a los riesgos de los fumadores.

El humo del tabaco contiene más de 50 cancerígenos, lo que lo convierte en una forma especialmente letal de contaminación del aire. Emite una serie de productos químicos tóxicos que incluyen una variedad de productos químicos orgánicos e inorgánicos, algunos de los cuales son cancerígenos.

Contaminación del aire:…

… cultivo de tabaco

El tabaco es una planta muy frágil, por lo que durante los cultivos masivos se usan muchos pesticidas, químicos y herbicidas. El bromuro de metilo es un producto químico que se destaca en la lista debido a sus efectos bien conocidos en el agotamiento de la capa de ozono.

Además, muchos de estos pesticidas y herbicidas utilizados cuando se cultiva tabaco llegan al agua subterránea. Un ejemplo es el aldicarb, un contaminante venenoso que puede matar la vida silvestre y los humanos, y se encontró en aguas subterráneas en 27 estados de EE.UU. en 2005.

… fabricación

El proceso de fabricación del tabaco libera varios contaminantes en el medio ambiente: amoníaco, etilenglicol, ácido clorhídrico, fluoruro de hidrógeno, metil etil cetona, sales de nicotina y nicotina, ácido nítrico, ácido fosfórico, ácido sulfúrico y tolueno.

La oferta siempre satisface la demanda en cada producto, y los esfuerzos deben centrarse no en regular este proceso, sino en erradicar la demanda de tabaco.

… transporte

Como cualquier otro producto vendido en todo el mundo, los principales actores cultivan y fabrican tabaco en pocos lugares, y desde allí el tabaco se distribuye por todo el mundo utilizando cualquier medio de transporte posible. Los buques de transporte, camiones y aviones, que son responsables de emitir toneladas de CO2, se utilizan para entregar tabaco en todas partes. No hay un solo pueblo o zona urbana donde no puedas encontrarlo.

… consumo

Hay 4,5 billones de cigarrillos que se fuman en todo el mundo cada año, y todas esas colillas y humos que generan terminan en alguna parte. ¿Realmente lo pensamos?

Fumar cigarrillos libera más de 50 cancerígenos y otras toxinas en el aire que todos respiramos. Esto contamina el aire y daña la vida humana y animal. Los no fumadores también están expuestos a la respiración de humo de segunda mano, y las consecuencias fatales son una lotería.

… cigarrillos vs emisiones diésel de los coches

La revista Tobacco Control publicó un estudio que comparó la contaminación del aire en un garaje cerrado durante 30 minutos con gases de escape de un automóvil diésel y la combustión de tres cigarrillos (los fumadores saben que se pueden fumar tres cigarrillos en menos de 30 minutos).

Los resultados fueron asombrosos, los niveles de PM2.5 fueron 10 veces más altos en los cigarrillos que en el automóvil diésel. Este estudio planteó las preocupaciones sobre la participación real que tiene el tabaco en el problema de la contaminación del aire, y ahora se considera una fuente importante de contaminación del aire responsable del impacto ambiental en todo el mundo.

Los riesgos para la salud de fumar

Hay varios efectos a corto y largo plazo de fumar, y como puedes imaginar, estos no son beneficiosos, sino un peligro. En general, fumar ha sido uno de los mayores peligros para la salud entre los seres humanos, matando a millones de personas cada año en todo el mundo.

Los no fumadores también pueden sufrir estos efectos si se exponen a través del tabaquismo pasivo. En otras palabras, respirar el humo de segunda mano de los fumadores a tu alrededor.

La enfermedad más común asociada al tabaquismo es el cáncer de pulmón, pero este tipo de enfermedad crítica se puede desarrollar en varias partes del cuerpo:

  • Boca
  • Labios
  • Garganta
  • Caja de voz (laringe)
  • Esófago (el tubo entre la boca y el estómago)
  • Vejiga
  • Riñón
  • Hígado
  • Estómago
  • Páncreas

Fumar también daña el corazón y la circulación sanguínea, lo que aumenta el riesgo de desarrollar afecciones como:

  • Enfermedad coronaria
  • Ataque al corazón
  • Carrera
  • Enfermedad vascular periférica (vasos sanguíneos dañados)
  • Enfermedad cerebrovascular (arterias que suministran sangre al cerebro dañadas)

¿Cómo dejar de fumar?

Si está dispuesto a tomar medidas con respecto a esta adicción, te recomendamos que comiences a escribir las rutinas que asocias con fumar, e intentar sustituirlas por otras actividades. Por ejemplo, si fumas después del almuerzo, tal vez deberías lavar los platos, echarte una siesta, ver las noticias o leer un poco.

Si está buscando ayuda adicional, puedes encontrar varios libros sobre cómo dejar de fumar en Amazon. Estos son tan sólo útiles si sigues estrictamente los consejos. También puedes encontrar varias aplicaciones para Android e IOS que pueden ayudarte en este problema.

Hay varios beneficios para dejar de fumar, pero el más importante es que nunca harás daño ni tu salud ni la de las personas que amas.

Publicado el Deja un comentario

Causas Naturales de la Contaminación del Aire: Emisiones de Radón

¿Qué es el radón?

El radón (que tiene el símbolo Rn y su número atómico es 86) es un elemento químico que pertenece a los gases nobles, muy radioactivo, incoloro, inodoro e insípido. Esta es la razón por la que el radón también se llama gas invisible o “el asesino silencioso”. En forma sólida es rojizo. Es el único gas radiactivo producido naturalmente en la tierra y proviene de la descomposición del radio, el uranio en el suelo, las rocas y el agua.

Este contaminante del aire es de naturaleza altamente radiactiva y puede causar graves daños a la salud de las personas que lo respiran. De hecho, es el segundo factor que más contribuye al cáncer de pulmón en los seres humanos después de fumar. Provoca aproximadamente 1,100 muertes por cáncer de pulmón cada año.

Debido a que el nivel de radiactividad está directamente relacionado con el número y el tipo de átomos radiactivos presentes, el radón y todos los demás átomos radiactivos se miden en picocuries.

Desintegración del radón

El radón se difunde al aire todo el tiempo en cantidades variables según la caída de presión. Dichas caídas de presión pueden acompañar o preceder el corte de rocas en un terremoto. Se dispersa y decae muy rápidamente, con una vida media de 3.8 días.

Los productos de la desintegración del radón (RDP), como el polonio (218), el plomo (214) y el bismuto (214) se miden en los niveles de trabajo (WL).

Radón en casa

¿Por qué algunas casas tienen altos niveles de radón en su interior mientras en otras casas cercanas no lo tienen? Las razones se encuentran principalmente en la geología del radón, los factores que gobiernan la aparición de uranio, la formación y el movimiento del radón, el gas del suelo y las aguas subterráneas.

Puede filtrarse en edificios a través de grietas y agujeros en sus cimientos, donde puede acumularse hasta alcanzar niveles peligrosos. En Gran Bretaña, en 2018, el número de hogares designados en riesgo se multiplicó por cinco (de 100.000 a entre 500.000 y 600.000), lo que hace que millones de personas sean oficialmente más vulnerables.

Si fumas o alguien en tu casa fuma, tu familia está expuesta al radón y, por lo tanto, aumentan las probabilidades de cáncer de pulmón. Además, lo único que puede hacer para erradicar este tipo de gas es dejar de fumar, y en cualquier momento es bueno para reducir su exposición.

Debido a los riesgos para la salud de la exposición al radón, se recomienda medir la concentración de radón antes de comprar una casa o mientras se construye. Sin embargo, si desea analizar la calidad del aire interior de su hogar actual, existen técnicas fáciles y rápidas para analizar las emisiones de radón por su cuenta, por ejemplo, con pruebas de carbón o digitales.

Publicado el Deja un comentario

Efectos de la Contaminación del Aire en la Salud

La población mundial emite una gran cantidad de contaminantes del aire todos los días, y esto afecta negativamente nuestra salud. Estas emisiones aumentan cada año, amenazando al planeta y una de nuestras fuentes de vida más importantes, el aire.

Las consecuencias de la contaminación del aire en el medio ambiente son bien conocidas y, si aún deseas saber más, puedes consultar nuestras otras publicaciones sobre este tema. Sin embargo, es poco conocido que las moléculas que forman contaminantes del aire tienen un gran impacto en nuestro bienestar, ya que afectan a varias partes de nuestros organismos.

No importa lo sano que estés cuando se trata de la contaminación del aire. Sin embargo, los grupos sensibles como los niños, los ancianos y las personas con enfermedades respiratorias o del corazón pueden experimentar síntomas y efectos en la salud más fuertes.

Problemas respiratorios

Dado que nuestro sistema respiratorio se basa en la interacción entre nuestro cuerpo y el aire externo, obviamente se ve muy afectado cuando se trata de respirar aire contaminado. La exposición a corto plazo a aire contaminado puede conducir a los siguientes síntomas:

  • Irritación de ojos y nariz
  • Dolor de pecho
  • Neumonía
  • Bronquitis
  • Asma
  • Enfisema
  • Empeorar enfermedades respiratorias como bronquitis, asma o enfisema.
  • Tos o sibilancias
  • Irritación de garganta
  • Hemorragia nasal
  • Mareos
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Fatiga
  • Náusea
  • Inflamación de las vías respiratorias
  • Reducir la función pulmonar
  • Daño del tejido pulmonar
  • Falta de aliento (disnea)
  • Disminuir la capacidad para realizar ejercicio
  • Mortalidad prematura por cáncer o enfermedad respiratoria
  • Insuficiencia renal
  • Problemas reproductivos masculinos
  • Depresión
  • Diarrea

La exposición a largo plazo a la contaminación del aire puede agravar los problemas de salud mencionados anteriormente, incluso pueden convertirse en enfermedades crónicas. Aparte de estos, otros problemas de salud en casos de exposición constante a aire contaminado son pérdida de memoria, problemas de movimiento, problemas cardiovasculares y neurológicos o incluso la muerte.

Problemas de corazón y cardiovasculares

Si los contaminantes inhalados tienen la capacidad de penetrar lo suficiente en el cuerpo humano para llegar al torrente sanguíneo, las consecuencias pueden conllevar una gran cantidad de problemas de salud. Además, la persona experimentará efectos rápidos y directos ya que se reduce la cantidad de oxígeno que llega a los órganos o, en otras palabras, peor calidad y menos producción de sangre.

En casos de envenenamiento por plomo o monóxido de carbono se pueden diagnosticar problemas de movilidad, problemas musculares, presión arterial alta o enfermedades del corazón. Otros contaminantes importantes directamente relacionados con el sistema cardiovascular son el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Problemas de nacimiento o neurológicos en niños y otros en adultos

Como se ha mencionado anteriormente, los niños son más vulnerables a los efectos de la contaminación del aire, como la anemia o problemas de conducta. Las madres que respiran altas concentraciones de aire contaminado durante el embarazo pueden llegar a afectar al feto y que éste experimente problemas como el bajo peso al nacer o el parto prematuro. Además, puede acarrear consecuencias futuras, por ejemplo, problemas neurológicos permanentes (como déficits de aprendizaje y un coeficiente intelectual reducido) o un desarrollo lento de los comportamientos infantiles normales (como el uso de palabras y hablar).

La inhalación de partículas en suspensión también afecta el sistema neurológico de los adultos, por ejemplo, aumenta el riesgo de alzheimer y daña o debilita el sistema inmunológico. Por otro lado, respirar compuestos orgánicos volátiles (COV) está relacionado con daños al hígado, riñón y sistema nervioso central.

Problemas en la piel

La contaminación del aire también puede dañar la piel de varias maneras. Sin embargo, su influencia no está relacionada directamente ya que los problemas de piel se deben a la interacción entre los seres humanos y las condiciones ambientales adversas causadas por la contaminación del aire.

Podemos sufrir cáncer de piel o envejecimiento prematuro de la piel debido a la exposición a los rayos ultravioleta de la luz solar, impulsados ​​por el agotamiento de la capa de ozono. Además, se puede experimentar irritación cutánea al bañarse en aguas eutróficas, si el agua contiene ciertos tipos de algas. Ambos eventos son el resultado de las emisiones de la contaminación del aire a la atmósfera y su efecto indirecto posterior en los seres humanos y el medio ambiente.

¿Qué polución del aire provoca problemas de salud?

Estos efectos evidentes en el cuerpo humano pueden darse por condiciones ambientales adversas o por contaminantes en el aire:

  • Smog: ya que su composición de gases y partículas facilita la profunda penetración en el cuerpo.
  • El agotamiento de la capa de ozono, el calentamiento global y el cambio climático: exponiéndonos a más rayos de sol ultravioleta que pueden dañar directamente nuestra piel y empeorar el aire que respiramos, como el humo de los incendios forestales.
  • Dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx): Los componentes principales de la lluvia ácida. También pueden reaccionar en la atmósfera para convertirse en contaminantes más dañinos, en particular dióxido de nitrógeno (NO2).
  • Monóxido de carbono (CO): Ya que reduce la cantidad de oxígeno que se puede transportar en el torrente sanguíneo.
  • Plomo (Pb): una vez que se inhala, se coloca en el torrente sanguíneo y los huesos, afectando a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo humano.
  • Ozono (O3): este gas se vuelve tóxico a nivel del suelo.
  • Materia particulada o partículas en suspensión (PM): cuanto más pequeña es la partícula, más profundo puede penetrar en nuestro organismo, incluso en el torrente sanguíneo.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): En concreto altamente concentrados en interiores, ya que sus emisiones pueden ser producidas por una gran cantidad de aparatos de uso diario.
Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Monóxido de Carbono

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico inodoro, insípido e incoloro, peligroso para los seres humanos y la vida silvestre en concentraciones superiores a 35 ppm. La composición de monóxido de carbono está hecha de un átomo de carbono y un átomo de oxígeno. Juega un papel importante en la formación de smog, ya que puede reaccionar para crear ozono a nivel del suelo.

¿Qué provoca el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es el resultado de la combustión incompleta de materia orgánica. Se produce naturalmente en grandes cantidades en la troposfera. Asimismo, también puede ser generado por volcanes, incendios forestales y otros procesos de combustión natural.


Las actividades humanas también emiten toneladas de CO, de hecho, somos la causa principal de las emisiones de CO. Por ejemplo, los automóviles con motores de combustión interna y sin convertidores catalíticos son enormes generadores de monóxido de carbono. Incluso si tienen convertidores catalíticos, los primeros 90 segundos después de encender el motor producirán de 10.000 a 30.000 ppm de CO.

Otras fuentes humanas de monóxido de carbono son calentadores o equipos de cocina que funcionan con combustibles a base de carbono. Estos combustibles incluyen hornos, hornos de gas, calentadores de agua y gas, calentadores de queroseno, asadores de carbón, generadores portátiles, chimeneas, entre muchos más.

¿Qué efectos tiene el monóxido de carbono en nuestra salud?

Vas a trabajar y enciendes el motor de tu coche dentro del garaje. Las emisiones de CO producidas durante la ignición contaminaran instantáneamente el aire que se respira en el interior del garaje. Incluso con la puerta abierta, este aire contaminado probablemente alcanzará niveles más altos que 100 ppm y, tan pronto como la puerta del garaje esté cerrada, se dispersará por todo el edificio.

En interiores y exteriores, respirar altas concentraciones de CO reduce la cantidad de oxígeno transportado en el torrente sanguíneo. Esto puede aumentar la probabilidad de intoxicación por monóxido de carbono en órganos críticos como el corazón o el cerebro.

Intoxicación por monóxido de carbono: síntomas, tratamiento y prevención

El monóxido de carbono no puede ser detectado naturalmente por los seres humanos, y se utiliza un equipo especial para medirlo. Sin embargo, hay algunos síntomas que pueden ayudarlo a identificar la intoxicación por monóxido de carbono.

Los síntomas a menudo se describen como similares a la gripe. Los más comunes son debilidad, dolor de cabeza, mareos, confusión, dolor de pecho, fatiga, náuseas o incluso la muerte. La exposición prolongada al monóxido de carbono puede producir pérdida de memoria, cansancio o problemas de movimiento. La exposición continua y constante al CO a lo largo del tiempo puede causar envenenamiento crónico, lo que hace que sienta los síntomas mencionados de por vida.

Excepto en casos extremos, el envenenamiento por monóxido de carbono puede resolverse simplemente moviéndose a un área no contaminada y respirar tranquilamente, expulsando instantáneamente el contaminante y sustituyéndolo por oxígeno. Sin embargo, si alguien necesita tratamiento, deberá usar máscaras sin reinhalación, que administran oxígeno. En casos extremos, la persona también puede ser colocada dentro de una cámara de oxígeno hiperbárico.

Como se mencionó, no podemos detectar el CO por nosotros mismos sin ningún equipo especial. Por eso es importante y recomendado por los gobiernos instalar detectores de monóxido de carbono o alarmas en casa, que se utilizan para medir los niveles de CO. Éstas advierten en caso de que las concentraciones se vuelvan peligrosas y puedan causar un problema para la salud pública, recomendando evacuar o ventilar el área.

¿Qué efectos tiene el monóxido de carbono en el medio ambiente?

El monóxido de carbono es diferente de otros contaminantes, ya que no tiene un impacto directo en el medio ambiente y puede persistir más de un mes en la atmósfera. Aunque se considera un gas de efecto invernadero, contribuye indirectamente al cambio climático. Su presencia afecta las concentraciones de otros gases de efecto invernadero como el metano, el ozono troposférico y el dióxido de carbono, creando partículas y otros contaminantes dañinos.

¿Cómo se controla la contaminación de monóxido de carbono?

A lo largo de los años, los países más desarrollados han llegado a acuerdos para controlar la contaminación. Cada país o estado tiene su propio plan de implementación. Por ejemplo, la Ley de Aire Limpio hecha por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) establece los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiental (NAAQS, también por sus siglas en inglés) para aquellos contaminantes referentes considerados más perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Otro ejemplo es la Directiva de Calidad del Aire de la Unión Europea por la Agencia Europea de Medio Ambiente, que también establece algunos estándares y consejos para reducir la contaminación del aire, tanto en interiores como al aire libre.

Dado que el CO es un “criteria pollutant” (o contaminante de criterio) primario debido a sus efectos en la salud humana y la seguridad pública, los niveles máximos permitidos o recomendados para el monóxido de carbono son:

  • No hay directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • NAAQS: 35 ppm (40 μg / m³) durante 1 hora de exposición y 9 ppm (10 μg / m³) a lo largo de 8 horas.
  • Directiva de Calidad del Aire de la UE: 10 mg / m³ para un máximo de 8 horas de exposición diaria.
Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Dióxido de Nitrógeno

¿Qué es el dióxido de nitrógeno?

El dióxido de nitrógeno es un compuesto químico con la fórmula NO2, pero generalmente se define como el indicador de un grupo de gases altamente reactivos conocido como óxidos de nitrógeno u óxidos de nitrógeno (NOx).

Su olor y color son las únicas propiedades del dióxido de nitrógeno perceptibles para los seres humanos sin necesidad de ningún equipo especial. El NO2 tiene un olor fuerte y es fácilmente reconocible con un color rojo-marrón en la fase gaseosa (sobre 21.2 ° C) y amarillo-marrón al encontrarse líquido (entre 21.2 y -11.2 ° C).

Usos del dióxido de nitrógeno

El dióxido de nitrógeno se libera en una gran variedad de situaciones y procesos que involucran nitrógeno. Aquí os dejamos unos ejemplos:

  • Fabricación de ácido nítrico.
  • Agente nitrante en la fabricación de explosivos químicos.
  • Agente de esterilización a temperatura ambiente.
  • Cohetes oxidantes de combustible.
  • Inhibidor de la polimerización para acrilatos.

Fuentes de contaminación de dióxido de nitrógeno

Las emisiones de dióxido de nitrógeno a la atmósfera son procesos que contribuyen a empeorar la calidad del aire, y esta es la razón por la que se considera un contaminante de criterio (criteria pollutant). Los óxidos de nitrógeno son producidos por la actividad humana el 99% de ocasiones, y son producidos naturalmente el otro 1% durante tormentas eléctricas por descarga eléctrica.

Al aire libre, los automóviles y los motores de combustión que queman combustibles fósiles son los principales responsables de las emisiones de dióxido de nitrógeno. En interiores, las emisiones de NO2 son producidas principalmente por fuentes como cigarrillos, butano, calentadores de queroseno y estufas.

Indirectamente, las emisiones de monóxido de nitrógeno también contribuyen a la formación de dióxido de nitrógeno ya que el primero reacciona con oxígeno u ozono para producir el segundo.

¿Qué efectos tiene el dióxido de nitrógeno en la salud y el medio ambiente?

Como indicador del grupo de NOx, el dióxido de nitrógeno es responsable de varios efectos en la salud y el medio ambiente. El NO2 reacciona con otros gases para crear condiciones meteorológicas adversas, como la lluvia ácida o el ozono a nivel del suelo, conocido por ser una amenaza para los seres humanos y la vida silvestre.

Efectos en la salud humana

El dióxido de nitrógeno, así como sus hermanos NOx, producen problemas respiratorios cuando se inhalan, ya que pueden penetrar profundamente en el tejido pulmonar sensible. Algunos síntomas son tos, sibilancias o dificultad para respirar.

Sin embargo, estos óxidos de nitrógeno necesitan reaccionar con otros compuestos como el amoníaco, los compuestos orgánicos volátiles (VOCs, en inglés) o los químicos orgánicos comunes para volverse extremadamente dañinos, causando efectos en la salud similares a los del NO2.

La exposición a largo plazo podría conllevar el desarrollo de asma, enfisema, bronquitis u otras enfermedades e infecciones respiratorias. También puede agravar problemas cardiovasculares como enfermedades del corazón. Además, en condiciones extremas, respirar aire contaminado con altos niveles de dióxido de nitrógeno puede incluso causar la muerte prematura.

Los grupos sensibles como los niños, los ancianos o las personas con problemas respiratorios se ven más afectados por la exposición a este contaminante. Para estos grupos, se recomienda controlar los niveles de NOx y las emisiones, especialmente para NO2 y NO, con dispositivos como detectores de dióxido de nitrógeno (que incluso pueden ser portátiles).

¿Cómo afecta el dióxido de nitrógeno a nuestro planeta?

El principal socio del dióxido de nitrógeno en el grupo NOx es el óxido nítrico o el monóxido de nitrógeno (NO). Como ya se dijo, ambos ayudan en el desarrollo de efectos ambientales como el smog, la lluvia ácida o el ozono troposférico.

El dióxido de nitrógeno o cualquier otro NOx reacciona con el agua, el oxígeno y otros químicos en la atmósfera para formar lluvia ácida. La lluvia ácida daña la vegetación, los edificios, las acumulaciones de agua (como lagos y estanques) y todos los seres vivos en estos entornos.

A pesar de que el nitrógeno es esencial para la nutrición de las plantas, los altos niveles de dióxido de nitrógeno o monóxido de nitrógeno pueden dañar sus vidas. Los óxidos de nitrógeno en la atmósfera contribuyen a la contaminación de nutrientes en las aguas costeras y las partículas de nitrato afectan la visibilidad y crean aire turbio.

¿Cómo se controla la contaminación de NO2?

A lo largo de los años, los países más desarrollados han llegado a acuerdos para controlar la contaminación. Cada país o estado tiene su propio plan de implementación. Por ejemplo, la Ley de Aire Limpio hecha por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) establece los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiental (NAAQS, también por sus siglas en inglés) para aquellos contaminantes referentes considerados más perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Otro ejemplo es la Directiva de Calidad del Aire de la Unión Europea por la Agencia Europea de Medio Ambiente, que también establece algunos estándares y consejos para reducir la contaminación del aire, tanto en interiores como al aire libre.

El dióxido de nitrógeno se considera un contaminante tanto de criterio primario como secundario, ya que puede ser extremadamente peligroso para el medio ambiente y la seguridad pública. Como se mencionó, actúa como el indicador para el grupo de óxidos de nitrógeno, y los niveles máximos permitidos o recomendados para NO2 son:

  • Pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): 200 μg/m³ y 40 μg/m³ por un período promedio de 1 hora y 1 año, respectivamente.
  • NAAQS: 0,1 ppm de concentraciones máximas diarias de 1 hora, promediadas en 3 años, mientras que la media anual no puede exceder de 0,053 ppm (100 μg/m³).
  • Directiva de Calidad del Aire de la UE: exactamente igual a las directrices de la OMS, 200 μg/m³ durante 1 hora (no se puede exceder más de 18 veces al año) y 40 μg/m³ por año.
Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Partículas en Suspensión

¿Qué son las partículas contaminantes en suspensión?

La contaminación de partículas, también llamada materia particulada (PM), partículas de aerosol atmosférico o materia particulada suspendida (SPM), se define como material sólido microscópico (casi siempre) o líquido que flota en el aire.

Tipos de partículas

Las partículas en el aire se pueden dividir en partículas suspendidas, partículas torácicas, partículas respirables, partículas gruesas inhalables y hollín. Las partículas gruesas inhalables también pueden clasificarse según su tamaño como:

  • Partículas gruesas (PM10): diámetro aerodinámico de 2.5 a 10 micrómetros (µm). Para darte una idea, su tamaño es como 1/5 parte de un cabello humano o 1/9 parte de una fina partícula de arena de playa.
  • Partículas finas (PM2.5): 2.5 µm o más pequeñas. Por ejemplo, es tan poco como una veintena parte de un cabello humano, por lo que es obvio que estas partículas sólo se pueden ver con un microscopio electrónico.
  • Partículas ultrafinas (UFPs): menos de 100 nanómetros (nm). Dado que son mucho más pequeñas, no existe una regulación para esta clase de tamaño, aunque se considera que tienen un mayor impacto en la salud que los otros.

Fuentes y composición de las partículas contaminantes en suspensión

La composición de las partículas depende de su origen y formación. Los aerosoles pueden ocurrir de forma natural o artificial.


Los aerosoles naturales más comunes son el polen o la niebla, aunque otras fuentes naturales pueden ser volcanes, tormentas de arena, incendios de bosques y pastizales, vegetación viva y agua de mar.

Las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles, diferentes actividades industriales y centrales eléctricas contribuyen a producir una cantidad significativa de aerosoles artificiales. La neblina, el polvo, el humo son solo algunos ejemplos, pero hay muchas más partículas contaminantes del aire.

Como hay una amplia gama de composiciones de aerosoles, a continuación resumimos algunos ejemplos:

  • Polvo mineral: hecho de óxidos minerales soplados de la corteza terrestre.
  • Sal marina: originada a partir de la pulverización marina y compuesta por cloruro de sodio.
  • Ácido sulfúrico y ácido nítrico: se generan en la oxidación de gases primarios como el azufre y los óxidos de nitrógeno.
  • Materia orgánica (OM): derivada de la oxidación de COV.

¿Cuáles son los efectos que la contaminación de partículas genera en la salud y el medio ambiente?

Su capacidad para penetrar profundamente en sus pulmones hace que las partículas sean uno de los “contaminantes criterio” (criteria pollutants, en inglés) que deben controlarse para proteger el bienestar y la salud de los humanos. Cuanto más pequeña es la partícula, más dañina puede ser para el organismo. Es por esto que la materia particulada tiene diferentes grados según su capacidad de penetración en el sistema cardiovascular:

  • Partículas inhalables: pueden penetrar hasta los bronquios y son filtrados por los cilios.
  • Partículas torácicas: pueden alcanzar fácilmente los bronquiolos.
  • Partículas respirables: si las partículas torácicas pueden incluso atravesar los alvéolos hasta la corriente sanguínea, se consideran partículas respirables.

Todas estas partículas tienen efectos en la salud humana, dañando los pulmones y el sistema circulatorio. Los efectos de salud a largo plazo más comunes causados ​​por la inhalación de partículas son: asma, cáncer de pulmón, función pulmonar reducida, enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares, parto prematuro y problemas de nacimiento (como bajo peso al nacer y muerte prematura).

La exposición a partículas finas a corto plazo puede causar tos, estornudos, secreción nasal, falta de aliento e irritación en los ojos, nariz, garganta y pulmones.

Las enormes concentraciones de partículas en el aire pueden llevar a la creación de bruma o dificultades en las funciones de fotosíntesis de las plantas. Además, dependiendo de su composición, pueden reaccionar con otros compuestos para crear otros gases dañinos tanto para el medio ambiente como para las personas.

¿Cómo se controla la contaminación de partículas?

A lo largo de los años, los países más desarrollados han llegado a acuerdos para controlar la contaminación. Cada país o estado tiene su propio plan de implementación. Por ejemplo, la Ley de Aire Limpio hecha por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) establece los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiental (NAAQS, también por sus siglas en inglés) para aquellos contaminantes referentes considerados más perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Otro ejemplo es la Directiva de Calidad del Aire de la Unión Europea por la Agencia Europea de Medio Ambiente, que también establece algunos estándares y consejos para reducir la contaminación del aire, tanto en interiores como al aire libre.

Ambos tamaños de material particulado, PM10 y PM2.5, se clasifican como contaminantes de criterio primario y secundario, ya que pueden ser extremadamente dañinos para todos los seres vivos. Los niveles máximos permitidos o recomendados para PM son:

  • En PM2.5:
    • Pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): 25 μg/m³ por día (que no se puede exceder más de 3 días al año) y 10 μg/m³ por año.
    • NAAQS: concentración máxima de 35 μg/m³ diario y media anual de 12 μg/m³.
    • Directiva de Calidad del Aire de la UE: sólo monitorea la concentración anual, que no puede ser superior a 25 μg/m³.
  • En PM10:
    • Pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): 50 μg/m³ al día (que no se puede exceder más de 3 días al año) y 20 μg/m³ por año.
    • NAAQS: 150 μg/m³ y solo se puede superar más de una vez al año en un promedio de 3 años.
    • Directiva de Calidad del Aire de la UE: no puede exceder más de 35 veces al año la concentración de 50 μg/m³ cada 24 horas. También hay un máximo de 40 μg/m³ anual.
Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Compuestos Orgánicos Volátiles

¿Qué son los compuestos orgánicos volátiles?

Los compuestos orgánicos volátiles, también conocidos como COV (o VOCs, en inglés), son compuestos químicos orgánicos con una alta volatilidad en condiciones normales de temperatura y presión atmosférica. En otras palabras, estos compuestos orgánicos se evaporan o subliman fácilmente a temperatura ambiente de materiales e incluso organismos con puntos de ebullición bajos (según la definición de los expertos, menores o iguales a 250°C).

Cualquier compuesto de carbono que participa en reacciones fotoquímicas atmosféricas se considera un COV, excluyendo monóxido de carbono, dióxido de carbono, ácido carbónico, carburos metálicos (o carbonatos) y carbonato de amonio.

Lista de compuestos orgánicos volátiles

Los COV son numerosos, variados y ubicuos, tanto de origen humano como de origen natural. Por ejemplo, los COV más comunes son:

  • Acetona CH3(CO)CH3
  • Benceno C6H6
  • Etilenglicol C2H6O2
  • Formaldehído CH2O
  • Cloruro de metileno CH2Cl2
  • Percloroetileno C2Cl4
  • Tolueno C7H8
  • Xileno C8H10
  • Tricloroetileno C2HCl3

Clasificación de los COV

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los compuestos orgánicos volátiles se clasifican de la siguiente manera:

  • Compuestos orgánicos muy volátiles (VVOC): con un rango de punto de ebullición de 0 a 50-100°C. Algunos ejemplos son propano, butano o cloruro de metilo.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): con puntos de ebullición entre 50-100 y 240-260°C. Algunos ejemplos de COV son tolueno, etanol, acetona o hexanal.
  • Compuestos orgánicos semi volátiles (SVOC, por sus siglas en inglés): punto de ebullición de 240-260 a 380-400°C, los compuestos más típicos son pesticidas o productos ignífugos.

Fuentes de compuestos orgánicos volátiles

Los COV se pueden generar tanto biológicamente como antropogénicamente. Mientras que las fuentes antropogénicas emiten alrededor de 142 teragramos de carbono anuales como COV, las fuentes biológicas producen alrededor de 1150 teragramos.

Las plantas son las principales productoras de compuestos orgánicos volátiles, pero las emisiones dependen de algunos factores, como la luz solar (que determina las tasas de biosíntesis) y la temperatura (que determina la volatilización y el crecimiento). Las plantas expulsan todas estas emisiones usando sus hojas, específicamente los estomas.

Tenemos muchos productos en casa que liberan o “emiten gas” COV. Algunos ejemplos de fuentes antropogénicas son: alfombras, adhesivos, productos de madera compuestos, pinturas, barnices, ambientadores, químicos de limpieza y desinfección, periódicos, calentadores de espacio no eléctricos, fotocopiadoras, productos para fumar, cosméticos, refrigerantes, pesticidas, gasolina o escape de automóviles, entre muchos otros.

COV en la pintura

Las pinturas y los recubrimientos protectores son fuentes importantes de COV con origen humano, un hecho inquietante teniendo en cuenta que se producen más de 12 mil millones de litros de pinturas cada año.

Actualmente, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ha restringido el contenido de COV en pinturas a 250 gramos por litro para recubrimientos planos y 380 g/l para otros recubrimientos (como bajo brillo o semi-brillo). Sin embargo, algunos estados han adoptado medidas más estrictas, por ejemplo, California, con un límite de 50 g/l para todos los acabados.


Sin embargo, ¿cuánto tiempo duran los COV después de pintar? Depende de varios factores: si son exteriores o interiores, la temperatura, la concentración del contenido COV de la pintura, el flujo de aire de la casa, el volumen de la habitación o el espacio, etc. Por estas razones, los métodos de medición para los COV en espacios cerrados no son precisos y han generado varios malentendidos y críticas, ya que no todo el mundo sabe que se necesita un experto para analizarlos correctamente.

Dado que es difícil saber la exposición real de los COV, se recomienda utilizar pinturas sin o con bajo contenido de COV. Para ser considerado libre de COV (o VOC-cero), no puede contener más de 5 g/l de contenido de COV. Estas pinturas ecológicas son las mejores soluciones para prevenir la contaminación del aire de los COV.

Efectos de los COV en la salud y el medio ambiente

Los COV también son cancerígenos conocidos, ya que se encuentran de 2 a 5 veces más en interiores que en exteriores, especialmente los COV creados artificialmente que son el origen de algunas alergias y problemas respiratorios. Los principales efectos en la salud debido a compuestos orgánicos volátiles son:

  • Irritación de ojos, nariz y garganta.
  • Dolores de cabeza, pérdida de coordinación y náuseas.
  • Dañar el hígado, los riñones y el sistema nervioso central.
  • Algunos compuestos orgánicos pueden causar cáncer en animales y otros se sospecha o se sabe que causan cáncer en humanos.

Ya que la inhalación de COV suele realizarse en interiores, la exposición a corto plazo puede conducir rápidamente a síntomas como irritación de la conjuntiva, malestar en la nariz y garganta, dolor de cabeza, reacción alérgica en la piel, disnea, disminución de los niveles séricos de colinesterasa, náuseas, vómitos, hemorragia nasal, fatiga y mareos.

Los COV no se consideran “contaminantes de criterio” (criteria pollutants, en inglés) por sí mismos, pero son una parte importante de la creación del ozono, tanto a nivel troposférico como a nivel del suelo. Por esta razón, estos no se consideran contaminantes de criterio, ya que los COV no tienen un impacto directo en el medio ambiente.

Sin embargo, los COV producen indirectamente smog por reacciones entre el ozono (creado por la combinación con NOx, calor y luz solar) y otros compuestos, que realmente pueden dañar el medio ambiente y amenazar las vidas humanas.

¿Qué puedes hacer para protegerte?

Los compuestos orgánicos volátiles se pueden detectar con sensores de COV. Estos dispositivos electrónicos identifican concentraciones de ppm según las interacciones entre los compuestos orgánicos y los componentes del sensor. Sin embargo, la sensibilidad y la selectividad del dispositivo dependen de la estructura molecular del COV y su concentración.


Otros métodos para protegerse son dispositivos tales como purificadores de aire para COV. Además, para protegerse de los COV, se pueden cambiar los hábitos alimenticios, como consumir alimentos orgánicos de jardinería y comenzar a comer verduras y frutas cultivadas sin el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas, herbicidas, etc.