Publicado el Deja un comentario

Efectos de la Contaminación del Aire en la Salud

La población mundial emite una gran cantidad de contaminantes del aire todos los días, y esto afecta negativamente nuestra salud. Estas emisiones aumentan cada año, amenazando al planeta y una de nuestras fuentes de vida más importantes, el aire.

Las consecuencias de la contaminación del aire en el medio ambiente son bien conocidas y, si aún deseas saber más, puedes consultar nuestras otras publicaciones sobre este tema. Sin embargo, es poco conocido que las moléculas que forman contaminantes del aire tienen un gran impacto en nuestro bienestar, ya que afectan a varias partes de nuestros organismos.

No importa lo sano que estés cuando se trata de la contaminación del aire. Sin embargo, los grupos sensibles como los niños, los ancianos y las personas con enfermedades respiratorias o del corazón pueden experimentar síntomas y efectos en la salud más fuertes.

Problemas respiratorios

Dado que nuestro sistema respiratorio se basa en la interacción entre nuestro cuerpo y el aire externo, obviamente se ve muy afectado cuando se trata de respirar aire contaminado. La exposición a corto plazo a aire contaminado puede conducir a los siguientes síntomas:

  • Irritación de ojos y nariz
  • Dolor de pecho
  • Neumonía
  • Bronquitis
  • Asma
  • Enfisema
  • Empeorar enfermedades respiratorias como bronquitis, asma o enfisema.
  • Tos o sibilancias
  • Irritación de garganta
  • Hemorragia nasal
  • Mareos
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Fatiga
  • Náusea
  • Inflamación de las vías respiratorias
  • Reducir la función pulmonar
  • Daño del tejido pulmonar
  • Falta de aliento (disnea)
  • Disminuir la capacidad para realizar ejercicio
  • Mortalidad prematura por cáncer o enfermedad respiratoria
  • Insuficiencia renal
  • Problemas reproductivos masculinos
  • Depresión
  • Diarrea

La exposición a largo plazo a la contaminación del aire puede agravar los problemas de salud mencionados anteriormente, incluso pueden convertirse en enfermedades crónicas. Aparte de estos, otros problemas de salud en casos de exposición constante a aire contaminado son pérdida de memoria, problemas de movimiento, problemas cardiovasculares y neurológicos o incluso la muerte.

Problemas de corazón y cardiovasculares

Si los contaminantes inhalados tienen la capacidad de penetrar lo suficiente en el cuerpo humano para llegar al torrente sanguíneo, las consecuencias pueden conllevar una gran cantidad de problemas de salud. Además, la persona experimentará efectos rápidos y directos ya que se reduce la cantidad de oxígeno que llega a los órganos o, en otras palabras, peor calidad y menos producción de sangre.

En casos de envenenamiento por plomo o monóxido de carbono se pueden diagnosticar problemas de movilidad, problemas musculares, presión arterial alta o enfermedades del corazón. Otros contaminantes importantes directamente relacionados con el sistema cardiovascular son el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Problemas de nacimiento o neurológicos en niños y otros en adultos

Como se ha mencionado anteriormente, los niños son más vulnerables a los efectos de la contaminación del aire, como la anemia o problemas de conducta. Las madres que respiran altas concentraciones de aire contaminado durante el embarazo pueden llegar a afectar al feto y que éste experimente problemas como el bajo peso al nacer o el parto prematuro. Además, puede acarrear consecuencias futuras, por ejemplo, problemas neurológicos permanentes (como déficits de aprendizaje y un coeficiente intelectual reducido) o un desarrollo lento de los comportamientos infantiles normales (como el uso de palabras y hablar).

polución del aire y daños neurológicos

La inhalación de partículas en suspensión también afecta el sistema neurológico de los adultos, por ejemplo, aumenta el riesgo de alzheimer y daña o debilita el sistema inmunológico. Por otro lado, respirar compuestos orgánicos volátiles (COV) está relacionado con daños al hígado, riñón y sistema nervioso central.

Problemas en la piel

La contaminación del aire también puede dañar la piel de varias maneras. Sin embargo, su influencia no está relacionada directamente ya que los problemas de piel se deben a la interacción entre los seres humanos y las condiciones ambientales adversas causadas por la contaminación del aire.

Podemos sufrir cáncer de piel o envejecimiento prematuro de la piel debido a la exposición a los rayos ultravioleta de la luz solar, impulsados ​​por el agotamiento de la capa de ozono. Además, se puede experimentar irritación cutánea al bañarse en aguas eutróficas, si el agua contiene ciertos tipos de algas. Ambos eventos son el resultado de las emisiones de la contaminación del aire a la atmósfera y su efecto indirecto posterior en los seres humanos y el medio ambiente.

¿Qué polución del aire provoca problemas de salud?

Estos efectos evidentes en el cuerpo humano pueden darse por condiciones ambientales adversas o por contaminantes en el aire:

  • Smog: ya que su composición de gases y partículas facilita la profunda penetración en el cuerpo.
  • El agotamiento de la capa de ozono, el calentamiento global y el cambio climático: exponiéndonos a más rayos de sol ultravioleta que pueden dañar directamente nuestra piel y empeorar el aire que respiramos, como el humo de los incendios forestales.
  • Dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx): Los componentes principales de la lluvia ácida. También pueden reaccionar en la atmósfera para convertirse en contaminantes más dañinos, en particular dióxido de nitrógeno (NO2).
  • Monóxido de carbono (CO): Ya que reduce la cantidad de oxígeno que se puede transportar en el torrente sanguíneo.
  • Plomo (Pb): una vez que se inhala, se coloca en el torrente sanguíneo y los huesos, afectando a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo humano.
  • Ozono (O3): este gas se vuelve tóxico a nivel del suelo.
  • Materia particulada o partículas en suspensión (PM): cuanto más pequeña es la partícula, más profundo puede penetrar en nuestro organismo, incluso en el torrente sanguíneo.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): En concreto altamente concentrados en interiores, ya que sus emisiones pueden ser producidas por una gran cantidad de aparatos de uso diario.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *