Publicado el Deja un comentario

Efectos de la Contaminación del Aire: Eutrofización

¿Qué es la eutrofización?

Eutrofización es una palabra que proviene del griego, que significa bien nutrido. Es un fenómeno donde las altas concentraciones de nitrógeno y fósforo (presentes en los contaminantes) están involucradas con el agua en las lluvias, ríos o mares.

Esta alta concentración provoca un enriquecimiento del agua por las sales de nutrientes que causan cambios estructurales en el ecosistema. Los indicios visuales son producción masiva de algas y plantas acuáticas. Las algas de color verde son muy comunes en lagos y estanques, y solo es causada por esta reacción de la contaminación del aire. Por otro lado, los efectos dañinos son el agotamiento de las especies de peces y el deterioro del agua.

Puede no parecer peligroso, pero la eutrofización es un proceso ambiental dañino, especialmente cuando está reforzado por actividades humanas, lo que se denomina eutrofización cultural. Los cambios en los cuerpos de agua pueden depender del uso de fertilizantes, la descarga de aguas residuales en cuerpos de agua y la reducción de su capacidad de auto purificación.

creación masiva de biodiversidad

Clasificaciones tróficas de los cuerpos de agua

El estado trófico o nutricional de un cuerpo de agua está determinado por la cantidad de nutrientes útiles disueltos en él, ya sea que se produzcan de forma natural o de origen humano. Se encuentran cuatro etapas nutricionales:

  • Oligotrófico: un lago o cuerpo de agua oligotrófico tiene un bajo contenido de nutrientes, lo que significa una baja productividad. Tiene agua potable de alta calidad y generalmente se encuentra en ambientes fríos. Facilita la vida de las especies acuáticas que necesitan agua fría y bien oxigenada.
  • Mesotrófico: tiene un nivel medio de nutrientes y su productividad también es intermedia.
  • Eutrófico: es una etapa que puede ser producida tanto por humanos como por causas naturales. Al principio, aumenta la generación de flora y por consiguiente fauna, pero cuando el crecimiento de la vegetación se expande masivamente la fauna puede sufrir problemas de respiración y supervivencia.
  • Hipereutrófico: un crecimiento excesivo de vegetación, especialmente algas marinas, en la superficie del agua que crea zonas muertas debajo. La visibilidad del agua es baja y los lagos hipereutróficos se caracterizan por tener más de 100 microgramos/litro de fósforo y más de 40 microgramos/litro de clorofila.

El proceso de eutrofización: causas y efectos

A pesar de que la eutrofización es un proceso natural y biológico, puede acelerarse debido a actividades humanas como:

  • Uso de fertilizantes.
  • Producción masiva de ganado, aves y peces.
  • Plantas de tratamiento.
  • Emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y óxidos de azufre (SOx).

La deforestación y el abandono de los bosques y residuos de madera, también son fuentes principales de eutrofización en los lagos de bosques, reduciendo la calidad del agua y causando enormes problemas ambientales.

la deforestación ayuda a generar eutrofización

Estas causas se pueden dividir en 3 grupos: fuentes puntuales donde el desperdicio de nutrientes viaja de una fuente particular al agua (como efluentes de aguas residuales o aguas residuales sin tratar); fuentes no puntuales que provienen de fuentes difusas y mal definidas (como escorrentía de minas abandonadas o de pastos y áreas de distribución); u otras. 

Los contaminantes más importantes a controlar para prevenir la eutrofización son los mencionados fósforo y nitrógeno. De acuerdo con sus niveles en el cuerpo de agua, pueden provocar efectos más o menos dañinos. Por ejemplo, algunas consecuencias de la eutrofización son:

  • Abundancia de sustancias particuladas como fitoplancton, zooplancton, bacterias, hongos y residuos.
  • Abundancia de sustancias químicas inorgánicas que pueden generar sustancias nocivas en las plantas de tratamiento de agua potable.
  • Abundancia de sustancias orgánicas que forman compuestos químicos complejos que impiden y dificultan los procesos de purificación habituales.
  • Creación de algas que le dan al agua desagradables colores, olores y sabores.
  • Reducción de la calidad o extinción de peces en la zona afectada.
  • Producción de algas tóxicas que puede conducir a problemas de salud a humanos y animales al beberla.
  • Ciertas algas pueden producir irritación de la piel al bañarse en el agua donde se encuentran.
  • Reducción de la concentración de oxígeno, especialmente en las capas más profundas del lago.

la falta de oxígeno puede dificultad la respiración de los animales y plantas

Sin embargo, el efecto más impactante (y extraño) de la eutrofización es el proceso de sedimentación. Al aumentar su biomasa, incluso los grandes lagos pueden convertirse en tierra sólida después de algún tiempo de eutrofización debido a problemas de contaminación y a la formación masiva de algas.

Prevención de la eutrofización

Dado que las estrategias de reducción de la eutrofización son costosas e ineficaces, la mejor manera de proteger un ambiente y sus organismos es tratar de prevenir el fenómeno. Algunos de los mejores métodos de prevención de la contaminación del agua son:

  • Instalación de sistemas de tratamiento terciario para reducir las concentraciones de nutrientes en plantas de tratamiento de aguas residuales.
  • Limite la producción de aguas residuales mediante el uso de otras prácticas en la cría de animales.
  • Aplicación de ecosistemas de filtro efectivos para eliminar nitrógeno y fósforo en el agua de escorrentía.
  • Reducción de la cantidad de fósforo en detergentes.
  • La planificación de la fertilización y el uso de fertilizantes de liberación lenta para racionalizar las técnicas agrícolas, o cambiar estas técnicas para volverse orgánicas.

La eutrofización cultural es un tema complejo que solo se puede resolver, o al menos mejorar, mediante la colaboración de científicos, políticos, ciudadanos y organizaciones ambientales. Solo juntos podremos prevenir nuevos casos de eutrofización cultural y restaurar algunas comunidades acuáticas.

La ley más conocida para proteger y prevenir la contaminación del agua en los Estados Unidos es la Ley de Agua Limpia (CWA, por sus siglas en inglés) de 1972, que requirió que la EPA estableciera criterios de calidad del agua para los grandes lagos que abordan 29 contaminantes tóxicos con niveles máximos que son seguros para los seres humanos, la vida silvestre y la vida acuática. Fue creada por primera vez en 1948 como Ley Federal de Control de la Contaminación del Agua, y con los años ha recibido algunos ajustes para mejorarla y actualizarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *