Publicado el Deja un comentario

Efectos de la Contaminación del Aire: Destrucción de la Capa de Ozono

¿Qué es la capa de ozono?

El ozono (con la fórmula química O3) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno, por lo que también se conoce como trioxígeno. Forma un cinturón natural o “escudo” en la atmósfera superior (entre 20 y 30 km sobre la superficie terrestre), también llamada estratosfera.

Esta capa de ozono nos protege de la radiación solar ultravioleta (UV). Por esta razón, se considera uno de los principales gases de efecto invernadero en la atmósfera, junto con el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso.

Estos gases de efecto invernadero absorben y emiten energía radiante para mantener la temperatura promedio de la superficie de la Tierra en aproximadamente 15°C (59°F). Sin estos gases, la temperatura sería de aproximadamente -18°C (0°F), y la vida sería menos viable.

¿Qué es la destrucción o agotamiento de la capa de ozono?

Desde el comienzo de la Revolución Industrial, las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera han aumentado a gran escala, destruyendo parcialmente esta capa de protección y conduciendo al agotamiento de la capa de ozono, comúnmente conocido como “el agujero de la capa de ozono”.

Es uno de los problemas más serios que enfrenta nuestro planeta tierra. Sin esta capa protectora que impide la entrada de radiaciones ultravioletas con ondas electromagnéticas de alta energía, nuestro planeta sufriría problemas, tales como el calentamiento global, y la humanidad tendría serias dificultades para sobrevivir.

Si desea echar un vistazo a la capa de ozono en este momento o en los últimos meses, puede consultar el mapa de ozono de la NASA.

Causas de la destrucción de la capa de ozono

emisiones de desodorantes y otros sprays

Alrededor del 80% del agotamiento total de la capa de ozono se debe a la producción y emisión de clorofluorocarbonos (CFC). A niveles estratosféricos, los CFC se convierten en cloro, que reacciona con los rayos ultravioleta para destruir el ozono masivamente.

Esta conversión de CFC a cloro es más rápida a temperaturas más bajas y explica por qué la capa de ozono sobre la Antártida se ha visto extremadamente afectada. En la Antártida, el agujero en la capa de ozono se puede ver claramente cómo ha ido creciendo desde mediados de los años ochenta.

Otros compuestos de contaminación del aire que contribuyen a la reducción de la capa de ozono son los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) y los compuestos orgánicos volátiles (VOC). Ambos, se mantienen estables a niveles atmosféricos más bajos y reaccionan con los rayos solares en la estratosfera, al igual que los CFC. Las emisiones de estos gases provienen de los aerosoles, refrigerantes, procesos industriales y, obviamente, de los motores de combustión de los vehículos.

Efectos del agujero en la capa de ozono en el medio ambiente y en la salud

Cuando las ondas electromagnéticas de alta energía alcanzan la superficie de la Tierra, tanto el planeta como los humanos están expuestos a varios efectos dañinos debido al agotamiento de la capa de ozono.

Para los humanos, la exposición directa a los rayos UV puede llevar a:

  • Cáncer de piel como melanoma, células basales o carcinomas de células escamosas.
  • Envejecimiento prematuro y otros daños en la piel.
  • Daño ocular como problemas de cataratas, fotoqueratitis o ceguera de la nieve.
  • Dañar o debilitar el sistema inmunológico.

En las plantas, a pesar de estar preparadas y ser capaces de adaptarse para mayores niveles de UVB, el agotamiento de la capa de ozono puede causar problemas como: cambios en la forma en la que los nutrientes son distribuidos, en las fases de sincronización del desarrollo y en el metabolismo secundario.

En los ecosistemas marinos, la exposición a UVB reduce las tasas de supervivencia del fitoplancton y perjudica las etapas tempranas del desarrollo de peces, camarones, cangrejos, anfibios y otros animales marinos. Además, los rayos solares de onda corta ultravioleta B (UVB) también pueden alterar los ciclos biogeoquímicos terrestres y acuáticos.

El agotamiento de la capa de ozono es obviamente una de las principales razones que contribuyen al calentamiento global, aplicando a la superficie de la Tierra un efecto invernadero y aumentando su temperatura. Las acciones que calientan la superficie de nuestro planeta contribuyen al cambio climático, con efectos directos e indirectos en casi todos los ecosistemas y organismos. ¡Por eso la capa de ozono es tan importante, para la Tierra, para nosotros!

Prevención de la destrucción de la capa de ozono

En resumen, la destrucción de la capa de ozono no ayuda a nadie, ¡estamos poniendo todo y a todos en peligro!

reciclaje

A pesar de la creación de algunas leyes y acuerdos internacionales para preservar el medio ambiente y reducir las emisiones de CFC (como el Protocolo de Montreal, el Protocolo de Kyoto, el Acuerdo de París y muchas otras leyes nacionales), todos debemos tomar parte y cambiar algunos hábitos o prácticas diarias. Aquí hay unos ejemplos:

  • Comprar y usar productos reciclados.
  • Ahorro de energía:
    • Cambiar las bombillas a CFL.
    • Usar menos calefacción y aire acondicionado.
    • Comprar productos energéticamente eficientes.
    • Usar menos agua caliente.
    • Apagar el interruptor de la luz cuando salgas de esa habitación.
  • Reducir las emisiones de combustibles fósiles mediante el uso del transporte público.
  • Plantar un árbol (¡o dos!).
  • Difundir esta manera de pensar y animar a otros a hacer un cambio.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *