Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Dióxido de Azufre

¿Qué es el dióxido de azufre?

El dióxido de azufre es el gas más preocupante de un grupo más grande de compuestos gaseosos llamado óxidos de azufre (SOx). Todos los estándares y medidas de control para SO2 incluyen también a todos los óxidos de azufre, ya que el dióxido de azufre se utiliza como indicador debido a su importante una presencia en el aire.

Su fórmula química es SO2, es invisible y tiene un olor desagradable, picante, irritante y agudo. El dióxido de azufre reacciona fácilmente con otras sustancias para formar compuestos dañinos, como el ácido sulfúrico, el ácido sulfuroso y las partículas de sulfato.

El dióxido de azufre se usa en una gran variedad de situaciones, por ejemplo:

  • Para producir ácido sulfúrico, a través de un método denominado proceso de contacto.
  • Para conservar los albaricoques secos, higos u otras frutas.
  • Utilizado como antibiótico y antioxidante en la vinificación.
  • Para decolorar sustancias como el agua de piscinas, donde se elimina el color azul del cloro.

A pesar de que es un gas tóxico, el dióxido de azufre se usa en muchas otras situaciones y tiene una gran presencia en nuestra vida diaria.

Fuentes de dióxido de azufre

Alrededor del 99% de las emisiones de dióxido de azufre son producidas por actividades industriales, como la generación de electricidad a partir de carbón, petróleo o gas. También se produce en la quema de combustibles fósiles en instalaciones industriales, por la extracción de metal o por vehículos como automóviles, barcos o locomotoras que queman combustible.

Debido a causas naturales, el SO2 se forma en erupciones volcánicas de volcanes activos, evidentemente. Sin embargo, es interesante saber que hay una alta presencia de emisiones de SO2 en Venus, Marte y Júpiter, siendo uno de los gases más significativos en esas atmósferas.

emisiones naturales de dióxido de azufre

¿Qué efectos produce la contaminación de dióxido de azufre en la salud y el medio ambiente?

El dióxido de azufre, al igual que los otros óxidos de azufre, tiene un gran impacto en el medio ambiente y afecta peligrosamente a los humanos, ambos de manera bastante similar a lo que hacen otros “contaminantes de criterio” (criteria pollutants, en inglés).

¿Cómo afecta el dióxido de azufre a la salud humana?

El dióxido de azufre es un gas tan tóxico que te puede hacer sentir los primeros síntomas tan solo 10-15 minutos después de respirarlo. La exposición a corto plazo causa problemas en el sistema respiratorio, como dificultad para respirar, irritación de la nariz y la garganta, tos y sibilancias.

Los grupos sensibles como los ancianos, los niños o los asmáticos notarán los síntomas y efectos con más intensidad. También son más susceptibles a desarrollar enfermedades, en caso de que aún no las tengan.

Las altas concentraciones de SO2 en la atmósfera suelen crean otros SOx, que reaccionan al mismo tiempo con otros compuestos para formar pequeñas partículas de contaminación del aire (PM). Como resultado, la exposición a largo plazo puede dañar seriamente los pulmones ya que las partículas pueden penetrar profundamente en nuestros organismos.

Dado que uno de sus usos es preservar los alimentos, un proceso de producción inadecuado podría provocar intoxicación debido a la ingestión de dióxido de azufre. ¡Ten cuidado con lo que compras!

¿Cuál es el impacto de la contaminación por dióxido de azufre en el medio ambiente?

Esta serie de eventos y reacciones del dióxido de azufre y otros óxidos de azufre para crear partículas contaminantes en suspensión puede conducir a reducir la visibilidad en espacios abiertos y producir neblina. La deposición de estas partículas puede dañar piedras, edificios, estatuas y monumentos.

Las altas concentraciones de SOx pueden ser perjudiciales para el follaje y el crecimiento de la vegetación, y pueden contribuir a la formación de lluvia ácida, lo que causa varios problemas en los ecosistemas sensibles.

problemas de crecimiento en plantas

¿Qué se está haciendo para reducir la contaminación por dióxido de azufre?

A lo largo de los años, los países más desarrollados han llegado a acuerdos para controlar la contaminación. Cada país o estado tiene su propio plan de implementación. Por ejemplo, la Ley de Aire Limpio hecha por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) establece los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiental (NAAQS, también por sus siglas en inglés) para aquellos contaminantes referentes considerados más perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Otro ejemplo es la Directiva de Calidad del Aire de la Unión Europea por la Agencia Europea de Medio Ambiente, que también establece algunos estándares y consejos para reducir la contaminación del aire, tanto en interiores como al aire libre.

El dióxido de azufre, debido a su alta toxicidad y peligro para los seres humanos y el medio ambiente, se considera un contaminante de criterio primario y secundario. Los niveles máximos permitidos o recomendados para SO2 son:

  • No hay directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • NAAQS: 75 ppb por hora y 0.5 ppm (1,300 μg/m³) cada 3 horas (que no se puede exceder más de una vez al año).
  • Directiva de Calidad del Aire de la UE: 250 μg/m³ por hora y 125 μg/m³ por día, lo que no puede superarse más de 24 y 3 veces al año, respectivamente.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *