Publicado el Deja un comentario

Contaminantes del Aire: Compuestos Orgánicos Volátiles

¿Qué son los compuestos orgánicos volátiles?

Los compuestos orgánicos volátiles, también conocidos como COV (o VOCs, en inglés), son compuestos químicos orgánicos con una alta volatilidad en condiciones normales de temperatura y presión atmosférica. En otras palabras, estos compuestos orgánicos se evaporan o subliman fácilmente a temperatura ambiente de materiales e incluso organismos con puntos de ebullición bajos (según la definición de los expertos, menores o iguales a 250°C).

Cualquier compuesto de carbono que participa en reacciones fotoquímicas atmosféricas se considera un COV, excluyendo monóxido de carbono, dióxido de carbono, ácido carbónico, carburos metálicos (o carbonatos) y carbonato de amonio.

Lista de compuestos orgánicos volátiles

Los COV son numerosos, variados y ubicuos, tanto de origen humano como de origen natural. Por ejemplo, los COV más comunes son:

  • Acetona CH3(CO)CH3
  • Benceno C6H6
  • Etilenglicol C2H6O2
  • Formaldehído CH2O
  • Cloruro de metileno CH2Cl2
  • Percloroetileno C2Cl4
  • Tolueno C7H8
  • Xileno C8H10
  • Tricloroetileno C2HCl3

Clasificación de los COV

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los compuestos orgánicos volátiles se clasifican de la siguiente manera:

  • Compuestos orgánicos muy volátiles (VVOC): con un rango de punto de ebullición de 0 a 50-100°C. Algunos ejemplos son propano, butano o cloruro de metilo.
  • Compuestos orgánicos volátiles (COV): con puntos de ebullición entre 50-100 y 240-260°C. Algunos ejemplos de COV son tolueno, etanol, acetona o hexanal.
  • Compuestos orgánicos semi volátiles (SVOC, por sus siglas en inglés): punto de ebullición de 240-260 a 380-400°C, los compuestos más típicos son pesticidas o productos ignífugos.

Fuentes de compuestos orgánicos volátiles

Los COV se pueden generar tanto biológicamente como antropogénicamente. Mientras que las fuentes antropogénicas emiten alrededor de 142 teragramos de carbono anuales como COV, las fuentes biológicas producen alrededor de 1150 teragramos.

Las plantas son las principales productoras de compuestos orgánicos volátiles, pero las emisiones dependen de algunos factores, como la luz solar (que determina las tasas de biosíntesis) y la temperatura (que determina la volatilización y el crecimiento). Las plantas expulsan todas estas emisiones usando sus hojas, específicamente los estomas.

Tenemos muchos productos en casa que liberan o “emiten gas” COV. Algunos ejemplos de fuentes antropogénicas son: alfombras, adhesivos, productos de madera compuestos, pinturas, barnices, ambientadores, químicos de limpieza y desinfección, periódicos, calentadores de espacio no eléctricos, fotocopiadoras, productos para fumar, cosméticos, refrigerantes, pesticidas, gasolina o escape de automóviles, entre muchos otros.

COV en la pintura

Las pinturas y los recubrimientos protectores son fuentes importantes de COV con origen humano, un hecho inquietante teniendo en cuenta que se producen más de 12 mil millones de litros de pinturas cada año.

Actualmente, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ha restringido el contenido de COV en pinturas a 250 gramos por litro para recubrimientos planos y 380 g/l para otros recubrimientos (como bajo brillo o semi-brillo). Sin embargo, algunos estados han adoptado medidas más estrictas, por ejemplo, California, con un límite de 50 g/l para todos los acabados.

vocs in paint
Sin embargo, ¿cuánto tiempo duran los COV después de pintar? Depende de varios factores: si son exteriores o interiores, la temperatura, la concentración del contenido COV de la pintura, el flujo de aire de la casa, el volumen de la habitación o el espacio, etc. Por estas razones, los métodos de medición para los COV en espacios cerrados no son precisos y han generado varios malentendidos y críticas, ya que no todo el mundo sabe que se necesita un experto para analizarlos correctamente.

Dado que es difícil saber la exposición real de los COV, se recomienda utilizar pinturas sin o con bajo contenido de COV. Para ser considerado libre de COV (o VOC-cero), no puede contener más de 5 g/l de contenido de COV. Estas pinturas ecológicas son las mejores soluciones para prevenir la contaminación del aire de los COV.

Efectos de los COV en la salud y el medio ambiente

Los COV también son cancerígenos conocidos, ya que se encuentran de 2 a 5 veces más en interiores que en exteriores, especialmente los COV creados artificialmente que son el origen de algunas alergias y problemas respiratorios. Los principales efectos en la salud debido a compuestos orgánicos volátiles son:

  • Irritación de ojos, nariz y garganta.
  • Dolores de cabeza, pérdida de coordinación y náuseas.
  • Dañar el hígado, los riñones y el sistema nervioso central.
  • Algunos compuestos orgánicos pueden causar cáncer en animales y otros se sospecha o se sabe que causan cáncer en humanos.

nose irritation

Ya que la inhalación de COV suele realizarse en interiores, la exposición a corto plazo puede conducir rápidamente a síntomas como irritación de la conjuntiva, malestar en la nariz y garganta, dolor de cabeza, reacción alérgica en la piel, disnea, disminución de los niveles séricos de colinesterasa, náuseas, vómitos, hemorragia nasal, fatiga y mareos.

Los COV no se consideran “contaminantes de criterio” (criteria pollutants, en inglés) por sí mismos, pero son una parte importante de la creación del ozono, tanto a nivel troposférico como a nivel del suelo. Por esta razón, estos no se consideran contaminantes de criterio, ya que los COV no tienen un impacto directo en el medio ambiente.

Sin embargo, los COV producen indirectamente smog por reacciones entre el ozono (creado por la combinación con NOx, calor y luz solar) y otros compuestos, que realmente pueden dañar el medio ambiente y amenazar las vidas humanas.

¿Qué puedes hacer para protegerte?

Los compuestos orgánicos volátiles se pueden detectar con sensores de COV. Estos dispositivos electrónicos identifican concentraciones de ppm según las interacciones entre los compuestos orgánicos y los componentes del sensor. Sin embargo, la sensibilidad y la selectividad del dispositivo dependen de la estructura molecular del COV y su concentración.

air purifier
Otros métodos para protegerse son dispositivos tales como purificadores de aire para COV. Además, para protegerse de los COV, se pueden cambiar los hábitos alimenticios, como consumir alimentos orgánicos de jardinería y comenzar a comer verduras y frutas cultivadas sin el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas, herbicidas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *