Publicado el Deja un comentario

Causas Naturales de la Contaminación del Aire: Emisiones de Metano

El metano es un gas de efecto invernadero inodoro e incoloro con la fórmula química de CH4. Se utiliza principalmente como componente del gas natural.

Las fuentes naturales crean el 36% de las emisiones globales de metano, mucho antes incluso de que existieran los humanos ya había emisiones de metano a la atmósfera. Sin embargo, la expulsión de metano actualmente en gran parte se debe al hombre, en actividades tales como vertederos y ganadería. De hecho, puede parecer interesante saber que las emisiones diarias de metano de las vacas (a través de eructos y flatulencias) y las de los automóviles son bastante similares.

Si alguien está altamente expuesto al gas metano puede sufrir una asfixia severa. La construcción de edificios debe tener en cuenta este factor, ya que la presencia de metano en los pasillos del edificio puede tener graves consecuencias.

Los niveles de metano se han más que duplicado en los últimos 150 años. Esto se debe a actividades humanas como el uso de combustibles fósiles y la agricultura intensiva. Antes de la Revolución industrial, los sumideros naturales mantenían los niveles de metano en un rango seguro.

El metano es un gas de efecto invernadero veinte veces más potente que el dióxido de carbono cuando se libera en la capa de ozono. También es altamente inflamable cuando se combina con otros elementos en el aire y contribuye masivamente al calentamiento global. A continuación encontrarás las principales fuentes naturales de metano.

Humedales

Un humedal es un ecosistema distinto ya que está inundado por el agua, ya sea de forma permanente o estacional, donde prevalecen los procesos sin oxígeno. El factor principal que distingue a los humedales de otras formas naturales o cuerpos de agua es la vegetación característica de las plantas acuáticas, adaptada al suelo hídrico único. Los humedales desempeñan numerosas funciones en el medio ambiente, principalmente la purificación del agua, el control de inundaciones, el sumidero de carbono y la estabilidad de la costa.

Los humedales son la mayor fuente natural de metano que produce el 78% de sus emisiones naturales. Los microbios necesitan ambientes sin oxígeno y abundante materia orgánica, por lo que los humedales son perfectos para que nazcan.

Se estima que los humedales generan 147 millones de toneladas de metano cada año. Parte de estas emisiones son absorbidas por microbios consumidores de metano. Sin embargo, la mayoría de estas emisiones se liberan a la atmósfera y a la capa de ozono.

Termitas

Las termitas son insectos eusociales que probablemente conozcas porque pueden entrar en tu casa y destruir todas las estructuras de madera. Sin embargo, ¿sabes que estos pequeños insectos producen grandes cantidades de metano?

Las termitas comen celulosa, pero dependen de microorganismos en su intestino para digerirla. Durante el proceso normal de digestión de una termita, se produce metano.

termites

En este punto, probablemente estés pensando: ni de broma, este pequeño insecto no puede producir una cantidad de metano suficiente por la que debería preocuparme. Tienes razón si solo hay una termita, pero si tienes en cuenta la población total de termitas el volumen de emisiones aumenta.

Las termitas producen el 12% de las emisiones naturales de metano, lo que representa un total de 23 millones de toneladas de metano por año. ¿Sorprendente verdad? Si tienes una infestación de termitas en casa, ten en cuenta que tu familia y tú podéis estar peligrosamente expuestos a metano.

Océanos

Todos sabemos lo que es un océano, pero casi nadie sabe que estos son una fuente natural importante de metano. De hecho, los océanos no producen metano, pero son el ambiente perfecto para que los microbios puedan vivir y emitir este tipo de gases contaminantes.

ocean

Según científicos de la Universidad de Illinois y el Instituto de Biología Genómica, el microbio marino Nitrosopumilus maritimus produce metano a través de un complejo proceso bioquímico que los investigadores denominaron “química extraña” (weird chemistry, en inglés).

Las emisiones de metano oceánico a menudo se producen en capas de sedimentos más profundas de las áreas costeras productivas. El metano creado por estos microbios se mezcla con el agua circundante. Después de algún tiempo en el agua, se emite a la atmósfera desde la superficie del océano.

Al final, las emisiones de metano oceánico representan el 10% de las emisiones de metano natural y suman un total de 19 millones de toneladas de metano por año.

El problema del metano en el Ártico

Se estima que hay miles de millones de metros cúbicos de gas metano natural atrapados debajo de enormes áreas de permafrost en Siberia y debajo de los desechos congelados del Ártico. Cuando el metano está encerrado en agua congelada, se llama hidrato de metano.

arctic iceberg

El Ártico se ha calentado más rápido que cualquier otra área del planeta. A medida que el hielo se ha ido derritiendo, el gas metano formado naturalmente burbujea hacia la superficie, que de otra manera quedaría atrapado bajo el hielo.

Actualmente, hay miles de sitios en el Ártico donde el gas metano se libera a la atmósfera y podría tener graves consecuencias para el calentamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *